Información

Documentación necesaria:

DNI, pasaporte o Carnet de Conducir para comprobar la identidad.

Nº Licencia federativa

Moto:

Moto en buen estado, neumaticos, niveles de aceite, cadena y frenos.

Se recomienda quitar los espejos para el uso en circuito.

Equipación:
Equipo obligado para entrar en pista.

Casco, mono (cuero o cordura), botas y guantes.  Que este en buen estado.

ALGUNOS CONSEJOS

El equipamiento correcto y necesario

Ni que decir tiene que un buen equipamiento es más que necesario para disfrutar en circuito con tranquilidad y comodidad.

Pensar en cómo inclinar la moto en una curva cuando vamos con un casco en malas condiciones, o unos guantes o unas botas que nos han prestado y que nos quedan grandes o pequeños no tiene sentido. Conducir y manejar una moto es todo sensaciones, no las reduzcas por culpa de un equipamiento mal improvisado.
 
 
La inclinación

Acompañados de esa relajación que es necesaria en nuestra posición de conducción la inclinación de la moto vendrá sola en el paso por curva.

Sin embargo, un error común en las primeras veces en circuito es cuando el piloto termina inclinando mucho la moto sin apenas moverse sobre ella. De este modo es fácil llegar al límite del neumático sin darnos cuenta de ello y sin que ganemos velocidad y haciéndolo peligroso.

Poco a poco, como siempre, verás que descolgar el cuerpo ligeramente al principio permitirá unos pasos por curva más rápidos y aprovechando todo el ancho de la goma de tus neumáticos.
 
 
La frenada

Los frenos son el componente más potente de una moto ya que siempre frenarás más rápido de lo que podrás acelerar. Por eso mismo es importante que seas especialmente suave con los frenos y siempre actúes sobre ellos en el momento preciso.

En moto has de frenar siempre antes de la curva y nunca tocar el freno delantero con la moto inclinada, si lo haces la moto rápidamente se pondrá recta, perderás la trazada y te saldrás de la curva. La suavidad con los frenos es básica tanto dentro como fuera de un circuito.

La trazada de las curvas

Hay tres puntos claves en las trazadas: la entrada, el ápice y la salida.

Hay curvas muy diferentes, desde muy abiertas y rápidas hasta muy cerradas y lentas, pero todas ellas tienen estos tres puntos y saber encontrárselos te permitirá pasarlas lo más rápido posible.

Aquí la mirada toma un papel fundamental, recuerda que la moto siempre va hacia donde va la mirada, y siempre debemos mirar por delante de nosotros, primero buscando la entrada de la curva donde empezaremos a inclinar, desde ahí ya mirar al ápice donde la inclinación será máxima, y desde ahí mirar a la salida hasta donde iremos levantando la moto hasta tenerla completamente vertical.

Mirar sólo unos metros por delante nos hará ir continuamente corrigiendo errores y el movimiento de la moto será muy brusco.
 

Los neumáticos y las presiones

Cuando se va a un circuito hay que saber bien con qué neumáticos hay que ir, tener montadas en nuestra moto unas gomas equivocadas, demasiado gastadas o inapropiadas para este tipo de uso deslucirá mucho la experiencia e incluso la podrá hacer peligrosa.

Del mismo modo hay que tener muy en cuenta qué presiones debemos poner antes de salir a rodar, unas ruedas muy duras o demasiado blandas no causarán más que problemas, debes enterarte bien de cuál es la presión idónea para tu neumático en esas circunstancias, y si vas a rodar a ritmo rápido es conveniente rodar las presiones para evitar que el neumático patine
 
 
 
Buscar los límites siempre conlleva unos riesgos, por eso es importante hacerlo en un sitio seguro como es un circuito de velocidad, donde las consecuencias de una posible caída están reducidas al mínimo.

Aquí sabrás cuánto frena tu moto realmente y cuánto es capaz de inclinar, y verás y te sorprenderás de que el margen que te queda es mucho mayor de lo que pensabas.